Piel sensible: 7 Remedios y recetas para su cuidado natural

4 años
3867 Visitas
Piel sensible: 7 Remedios y recetas para su cuidado natural

La piel sensible es aquélla que tiende a reaccionar de forma exagerada ante factores tanto externos como internos.

Entre los factores externos están el viento frío, calor extremo, sequedad ambiental producida por las calefacciones y el aire acondicionado, contacto con sustancias irritantes, productos químicos o de limpieza, detergentes, cosmético sin adecuados, abuso de exfoliantes, etc.).  Mientras que los internos se encuentran el envejecimiento, cambios hormonales, alimentación deficiente, entre otros).

Usualmente la piel sensible es muy fina y frágil al tacto y muestra frecuente irritación, sensación de quemazón, ardor congestión, picor, eccema o descamación;

Esto último debido a que pierde más agua transepidérmica (agua corporal)que otros tipos de piel.

En ocasiones, también, puede presentar rosácea (pómulos, mejillas y aletas de nariz enrojecidos por lesiones vasculares) debido a la mayor reactividad de los vasos sanguíneos y a la transparencia de la fina piel. Además, las arrugas pueden aparecer de forma prematura.

Aunque la piel sensible es más frecuente en la región facial también se da en el área del escote y otras localizaciones como extremidades o cuero cabelludo.

Es importante observar que la piel sensible puede aparecer a cualquier edad. Sin embargo, muchas personas pueden notar su presencia después de un tratamiento para el acné severo.

Remedio para piel sensible #1: Hervir dos cucharadas de hojas de salvia en una taza de agua por 5 minutos. Empapar una bolita de algodón y desmaquillar el rostro.

Remedio para piel sensible #2: Usar agua termal para lavar o limpiar la piel, ya que sus propiedades ofrecen un resultado excelente debido a su intensa acción calmante, antiirritante y dermoprotectora.

Remedio para piel sensible #3: Verter un poco de yogurt natural sobre las manos húmedas y extender sobre el cutis, el escote y el cuello. Dejar puesta por 10 minutos y retirar con una esponjita humedecida en agua tibia (ni fría ni caliente).

Remedio para piel sensible #4: Pelar y picar 2 bananos y colocarlos en una licuadora. Añadir 3 cucharadas de miel y 1/4 de taza de leche fría. Licuar y aplicar sobre el rostro y cuello. Dejar puesto por 10 minutos. Pasado ese tiempo, aclarar con agua fresca y retirar, utilizando una toallita desechable, el resto de la mascarilla con palmadita suaves.

Remedio para piel sensible #5: Verter 1/2 taza de leche entera o desnatada en polvo y 1 cucharada de aceite de hueso de albaricoque juntos, directamente debajo del agua corriente del baño. Agitar el agua con la mano para mezclar. Sumergir todo el cuerpo en este baño durante veinte o treinta minutos.  Este remedio ayuda a la piel que no sólo es sensible sino que se irrita con mucha facilidad.

Comments

comments

loading...

Comentarios