Ajo, vinagre de manzana y miel: una combinación que trata muchas enfermedades

1 año
19613 Visitas
Ajo, vinagre de manzana y miel: una combinación que trata muchas enfermedades

Tener una alimentación saludable se debería convertir en el estilo de vida de todas las personas, pues es algo que mejora la salud desde muchos aspectos y con ello la calidad de vida. Hoy en día las personas desarrollan diferentes tipos de enfermedades que, aunque en muchas ocasiones no lo parezca, son producto de una mala alimentación y un mal estilo de vida.

Si tenemos en cuenta la gran cantidad de padecimientos que podemos desarrollar por no llevar buenos hábitos alimenticios y de vida, vemos que es el momento de tomar consciencia sobre la importancia de cuidar nuestro cuerpo y proporcionarle aquellos nutrientes que necesita para funcionar correctamente y crear una barrera contra dichas enfermedades. Una de las formas de darle un “empujón” a nuestro cuerpo para que se mantenga saludable es a través del consumo de vinagre de manzana, ajo y miel. ¡Sí! Leyó bien. Estos tres ingredientes tan comunes en nuestra cocina pueden aportar  muchas cosas a la salud, para prevenir incluso enfermedades como el cáncer.

Ajo

El ajo es conocido por sus múltiples beneficios para la salud, especialmente cuando se consume totalmente crudo. Este alimento tiene propiedades que ayudan a reducir la presión arterial, gracias a que también controla el colesterol y mejora la circulación.

Contiene selenio, que es un compuesto con la capacidad de prevenir y revertir el daño celular, así como combatir los radicales libres. Los investigadores han encontrado una fuerte relación entre estas propiedades y la prevención del cáncer.

El ajo también tiene propiedades antisépticas, que ayudan a combatir hongos, virus y bacterias, manteniendo alejadas las infecciones y problemas como las gripes y resfriados.

Vinagre de manzana

Este producto se ha utilizado con fines culinarios y en el hogar. Pero más allá de esos usos, también se caracteriza por sus propiedades medicinales, que ayudan a aliviar muchos problemas de salud como, por ejemplo, alergias, acné, infecciones de los senos, gripe, colesterol alto, cándida, fatiga crónica, dermatitis de contacto, dolores de garganta, gota, artritis y reflujo ácido.

Para obtener los beneficios de este producto, es importante conseguir vinagre de manzana orgánico en lugar de destilados o sintéticos.

Miel

Considerada como el mejor antibiótico natural, la miel tiene la capacidad de reforzar nuestro sistema inmunológico, incluidos los glóbulos blancos, que son los que nos ayudan a alejar las infecciones, gripes y resfriados.  Este alimento también se utiliza como tratamiento para las heridas, para aliviar la tos y mejorar el proceso de cicatrización.

¿Cómo combinar estos ingredientes para un remedio natural contra las enfermedades?

Si tenemos en cuenta que cada uno de estos ingredientes tiene mucho que aportarle a nuestra salud y que pueden ser eficaces para prevenir enfermedades, lo ideal es juntarlos para potenciar sus efectos.  Al combinar el ajo, el vinagre de manzana y la miel, tendremos un súper remedio natural que nos servirá como tratamiento para reducir la presión arterial alta, catarros, infecciones, así como problemas crónicos  como el cáncer, el asma, la artritis, la infertilidad y la impotencia.

Según varios estudios, combinar las propiedades de estos tres alimentos hace un potente remedio que puede ayudar a combatir las células cancerosas de muchas formas. A los pacientes que se les administró esta mezcla se les notó una mejoría muy significativa.

Para preparar esta receta no requieres de ningún esfuerzo en especial, pues además de hacerse con ingredientes realmente económicos, los pasos de preparación son bastante simples.

Ingredientes

  • 1 taza de vinagre de sidra de manzana (250 ml).
  • 1 taza de miel, orgánica y sin pasteurizar (400 g).
  • 10 dientes de ajo.

¿Qué debes hacer?

En un frasco de vidrio mezcla muy bien todos los ingredientes y agita durante unos 90 segundos. Lo ideal es consumir este remedio en menos de 5 días, pues pasado este tiempo se reducen muchas de sus propiedades. Lo puedes conservar en el refrigerador, siempre y cuando lo tapes muy bien.

Para consumirlo puedes empezar tomando dos cucharadas de la mezcla justo después de levantarte. Si el sabor te resulta desagradable, también tienes la opción de diluirlo en un vaso con agua o jugo fresco. Los primeros resultados de este remedio se conocen después de dos semanas de consumo.

Comments

comments

loading...

Comentarios