Tratamiento natural para la LUMBALGIA: 3 CONSEJOS BÁSICOS

3 años
6544 Visitas
Tratamiento natural para la LUMBALGIA: 3 CONSEJOS BÁSICOS

Dado que la lumbalgia suele resolverse en un período de 3 a 6 semanas, debemos concienciarnos para no hacer esfuerzos durante ese período, pero tampoco es recomendable guardar reposo absoluto.

La lumbalgia suele afectar casi siempre a personas en edad muy activa, entre los 30 y los 60 años. Se trata de una dolencia muy común originada por distensiones musculares en la zona lumbar, y que conlleva dolor y problemas de movilidad.

Hemos de tener claro, además, que cada persona es única y, aunque la lumbalgia se resuelva, por lo general, entre 3 y 6 semanas, es necesario contar siempre con la supervisión médica.

En ocasiones el problema puede tener su origen en una hernia o en alguna enfermedad y, como tal, es importante disponer del consejo de buenos profesionales.

Ahora bien, nosotros, en casa, también podemos seguir unas pautas sencillas y naturales que nos ayudarán a tener mejor calidad de vida y a acelerar el proceso de recuperación. Te invitamos a descubrirlas con nosotros.

1. Reposo, pero no permanente

Lo primero que sentimos cuando aparece la lumbalgia es un dolor intenso y “caliente” en la zona baja de la espalda. Muchos pacientes lo describen como “estar partidos por la mitad”. Encontramos una alta dificultad para movernos, girarnos e incluso sentarnos.

 

  • La lumbalgia, tal y como te hemos señalado antes, suele resolverse por completo en un período de 3 a 6 semanas. Es decir, estaremos de baja un mes. ¿Significa esto que debemos guardar reposo durante todo este tiempo? En absoluto.
  • Lo más recomendable es mantener un riguroso reposo los dos o tres primeros días. El dolor es intenso y los nervios están muy inflamados. Nos sería imposible hacer cualquier actividad.
  • Pasado ese tiempo, permanecer inmóvil o acostado va a suponer que los músculos empiecen a debilitarse, y unos músculos débiles empeoran la salud de nuestra columna vertebral. 
  • Es necesario hacer ejercicios suaves, tanto como lo que nos permita el propio dolor o molestia. Los días siguientes a esas 48 horas es necesario estar lo más activos que nos sea posible. De no hacerlo, el dolor durará más tiempo.

Comments

comments

loading...

Comentarios