Cura naturalmente las AMPOLLAS en los pies

4 años
7562 Visitas
Cura naturalmente las AMPOLLAS en los pies

Las ampollas son nódulos llenos de fluidos que se forman en la capa superficial de la piel. Usualmente aparecen debido a la fricción constante que ocurre luego de una larga caminata o por el uso de zapatos incómodos. Afortunadamente existen varios métodos naturales para deshacerte de ellas:

– Mezcla pasta dental blanca (que no contenga cloro o tintes) con bicarbonato de sodio, agua oxigenada, alcohol y menta. Aplica la preparación en la zona afectada y deja actuar durante dos horas. Este remedio reducirá la comezón y secará con mayor velocidad la ampolla.

– El aloe vera o sábila tiene muchas propiedades medicinales. Aplica directamente sobre la ampolla el gel que se encuentra en la penca de sábila. Esto ayudará a humectar y actuará como antiséptico. Repite varias al día hasta que desaparezca la ampolla.

– El vinagre de manzana evita que la ampolla se infecte y alivia el dolor. Puedes aplicar directamente o diluir en un poco de agua y utilizar un algodón si sientes ardor. Otra opción es mezclar el vinagre con cebolla cruda machacada, colocar la mezcla directamente sobre la ampolla y lavar con agua tibia una vez se haya secado. Independientemente del método que selecciones, debes utilizarlo dos veces al día.

– La sal amarga es una excelente fuente de magnesio y puede ayudar a que las ampollas se sequen rápidamente. Sumerge el pie, durante al menos 15 minutos, en un recipiente con suficiente agua tibia y dos cucharadas de esta sal. Finalmente seca bien los pies y humecta con aceite de vitamina E.

– El aceite de castor o ricino estimula la producción de colágeno en la piel. También hidrata, reduce la picazón y acelera el proceso de cicatrización. Puedes aplicarlo directamente en la ampolla o mezclado con vinagre de manzana. Repite el proceso varias al día.

– El aceite de árbol de té posee propiedades antibacteriales, previene infecciones y acelera la recuperación. Mezcla tres gotas de este aceite con una cucharada de cualquier aceite vegetal. Aplica cuidadosamente sobre la ampolla con la ayuda de un algodón. Deja actuar por diez minutos y enjuaga con agua tibia. Realiza el procedimiento tres veces al día hasta que se curen las ampollas.

– El té de camomila o manzanilla es un ingrediente usual de los cosméticos debido a que protege la piel y ayuda a curar heridas. Prepara una taza de manzanilla y deja enfriar. Aplica el líquido sobre la ampolla con la ayuda de un algodón. Repite varias veces durante el día.

Comments

comments

loading...

Comentarios