Cómo eliminar las arañitas de las piernas

1 año
22277 Visitas
Cómo eliminar las arañitas de las piernas

Los masajes pueden ser un remedio muy efectivo para reactivar la circulación en las piernas y mejorar el aspecto de las várices. También podemos multiplicar sus efectos beneficiosos con aceites esenciales

Cómo eliminar las arañitas de las piernas

Las várices son un problema que va más allá de poder o no poder mostrar las piernas sin vergüenza. Están causadas por diversos factores y necesitan de cuidados intensivos para poder tratarlas.

En el siguiente artículo aprenderás cómo eliminar las “arañitas” de las piernas de forma natural y efectiva.

Aparición de las várices

Quizás hayas visto que tienes alguna que otra arañita violácea en la pierna y no le hayas prestado demasiada atención. Sin embargo, es importante analizar la evolución para que no devenga en un problema más serio.

Un médico te puede hacer un diagnóstico certero de tu condición y también sería bueno que por tus propios medios determinaras cuál o cuáles son las razones por las que ha aparecido esa várice.

Con el paso del tiempo y si no haces nada al respecto las várices pueden ser muy dolorosas y no permitirte caminar, ponerte cierta ropa o hacer tus actividades.

Con constancia y buena predisposición podrás eliminar de una vez por todas las arañitas que han aparecido en tus piernas y que son verdaderamente molestas.

Un cambio en los hábitos cotidianos será vital para que el cuadro mejore. Las várices aparecen debido a:

  • Obesidad
  • Sedentarismo
  • Tabaquismo
  • Antecedentes familiares
  • Problemas circulatorios

Consejos para tratar las “arañitas” en las piernas

Cómo-eliminar-las-arañitas-de-las-piernas

A veces nos recomiendan que cambiemos nuestros hábitos cotidianos y no entendemos bien a lo que se refiere.

Estos tips te servirán para mejorar otras dolencias y también hablaremos de las consecuencias que tienen para tratar las várices en las piernas.

Mejora la circulación de la sangre

Esto es crucial para que la sangre no se quede obstaculizada en ninguna parte de las piernas. Para ello procura hacer ejercicios de baja intensidad como puede ser pasear al perro, caminar por el parque, andar en bicicleta, hacer natación, etc.

También puedes elevar las piernas cuando estás en casa sentada en el sofá. Se recomienda a su vez no permanecer mucho tiempo sentada o parada, sino cambiar de posición aunque sea a cada rato.

Pierde peso

La obesidad es uno de los principales causantes de várices. Esto es así porque las piernas deben sostener más peso y las venas tienen más trabajo para lograr que la sangre regrese al corazón.

Haz una dieta que te ayude a reducir los kilos de más para lograr que la presión de los miembros inferiores no sea tan excesiva.

Utiliza calcetines de compresión

Las personas que realizan viajes extensos en avión, por ejemplo, suelen usar estas medias de compresión. Las puedes comprar en una farmacia o tienda sin problemas y usarlas todo el día, no solo cuando vayas a estar sentada o en una misma posición.

Sin embargo, es preciso que le preguntes al médico cuánto tiempo te aconseja que las lleves puestas para evitar otros problemas.

Masajea la zona

Cada tarde o noche cuando llegues a casa (o si no tienes ganas pueden ser algunas veces a la semana) puedes aplicarte un automasaje para que la circulación de la sangre se active.

Complementa este tratamiento natural para las várices con algunos aceites esenciales como puede ser la lavanda, el de oliva o cualquiera que te guste.

Duerme con las piernas elevadas

Esto se consigue de diferentes maneras pero las dos más frecuentes son poner cojines debajo de tus tobillos para que las piernas queden más arriba que el torso, o bien colocar unos tacos en las patas de la cama en la parte de los pies para que las piernas queden más altas que la cabeza.

Otra buena manera de mejorar la circulación de la sangre es que dejes las piernas hacia arriba algunos minutos. Puedes, por ejemplo, colocar los tobillos o plantas de los pies en la pared y tú sentarte o recostarte en el suelo, la cama, el sofá, etc.

Come mejor

Es muy importante que incluyas más antioxidantes en tu dieta. De esta manera tus venas estarás más saludables y fuertes. También añade bioflavonoides que ayudan a reducir las arañitas vasculares.

Se encuentran en los cítricos como las naranjas y las toronjas.

Remedios naturales para las várices

Ya has aprendido algunos consejos para mejorar el aspecto de las várices de tus piernas, y también te hemos dicho que la alimentación es muy importante para mejorar cualquier condición o problema. Es momento entonces de que conozcascuáles son los mejores remedios caseros para las arañitas en las piernas:

Arándanos

Arandanos

Tienen muchas propiedades para mejorar la calidad y circulación de la sangre, ya que son vasodilatadores, antihemorrágicos y, además, fortalecen las paredes de la venas.

Como si fuera poco estas frutas son ricas en bioflavonoides. Consume por lo menos un puñado al día, ya sea al natural o en zumos o ensaladas.

Caléndula

Esta planta tiene beneficios para la piel y también para nuestra salud interior. Mejora el tono de las venas y evita que se degeneren con el paso del tiempo o los malos hábitos. Repara los tejidos dañados, es anti inflamatoria, reduce la hinchazón.

Puedes comprar una crema natural de caléndula y aplicar en las piernas cada noche antes de ir a la cama. Si quieres una versión más casera puedes hacer un ungüento.

Ingredientes

  • 1 puñado de pétalos de caléndula
  • 1 poco de agua

Preparación

Machaca la flor con el agua hasta obtener una pasta. Aplica sobre la zona afectada todas las noches. A la mañana siguiente, enjuaga. Repite a diario, por lo menos durante un mes.

Hammamelis

Hammamelis

Tiene propiedades astringentes que actúan sobre el sistema circulatorio y alivian la sensación de pesadez que producen las várices. Para consumir esta planta por vía interna puedes hacer un té.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de hojas secas de hammamelis (5 g)
  • 1 taza de agua hirviendo (250 ml)

Preparación

Realiza la infusión como con cualquier otra hierba y bebe cuando esté a temperatura ideal.

Si quieres aplicar de forma tópica puedes utilizar el agua de hammamelis. Se hace igual que el té pero, en vez de beberlo, se deja enfriar y se aplica con un algodón por las piernas.

Comments

comments

loading...

Comentarios