Después de saber esto no querrás dormir con el celular al lado

4 años
27952 Visitas

Sin duda alguna, tener un teléfono celular se convirtió en el protagonista de esta era. ¿La razón? Tiene agenda, despertador, cámara de fotos, reproductor de música, conexión a internet.

El uso excesivo del celular a lo largo del día, en la noche también se lo usa antes de dormir, y hasta colocarlo en la mesa de luz de forma habitual, puede ser nocivo.

¿Por qué es dañino?

El celular está constantemente radiando a su entorno ondas electromagnéticas.

La Agencia Internacional de Investigación del Cáncer (IARC) vincularon el uso de los teléfonos móviles con un “posible” riesgo de cáncer cerebral en seres humanos.

Ante este incierto panorama, Muñoz consideró que la precaución es la herramienta más efectiva. “Es recomendable al momento de ir a dormir apagar el celular o bien si se considera que es necesario dejarlo disponible, por lo que fuera, lo recomendable es dejarlo lo más alejado posible. A un metro o más”, recomendó.

El contacto continuo con la tecnología, sobre todo con los celulares, genera más estrés y tiene problemas para dormir, por lo que al reducir las horas de sueño a menos de seis por noche, se incrementan las posibilidades de tener un infarto o accidentes viales o laborales.

celular1

Recomendaciones

  • Reducir al mínimo las llamadas con celular, al igual que la extensión de cada llamada a través del mismo.
  • Preferir enviar mensajes de texto (SMS o semejante) a cursar llamadas de voz o bien realizar las llamadas en modo “manos libres”. Con esta metodología al igual que cuando enviamos mensajes, el teléfono lo tenemos alejado de nuestra cabeza. Por el contrario, cada vez que realizamos una llamada en el modo normal de operación, colocamos el celular pegado a la cabeza, en nuestra oreja, estando sometidos a una mayor intensidad de las ondas electromagnéticas.
  • Si la comunicación es larga, cambiar regularmente el teléfono de una oreja a otra.
  • Evitar el uso del celular en ambientes con poca señal de recepción porque, al tratar el teléfono de comunicarse con la radiobase, emitirá una señal más potente.
  • No tener el celular encima todo el tiempo; siempre que se pueda alejarlo aunque más no sea unos cuantos centímetros. Por ejemplo, si estamos en una reunión o tomando un café, colocar el teléfono sobre la mesa.
  • No usarlo al manejar, en este caso no solo por una cuestión de exposición a los campos electromagnéticos, sino fundamentalmente por una cuestión de seguridad en el manejo.
  • Apágalo al dormir.
Fuente: infobae/recetasparaadelgazar

Comments

comments

loading...

Comentarios