Aprende A Tenerle Paciencia A Tus Hijos Con Estos Sencillos Trucos

3 años
5080 Visitas

Tener paciencia es lo mejor que te puede suceder cuando tienes un hijo o hija adolescente.

Y es que esta es una etapa donde se encuentran en la rebeldía, no te hacen caso y cada vez es más difícil tener una conversación con ellos. Si ya has intentado de todo y nada ha funcionado, no te preocupes, ya que en esta ocasión te daremos a conocer unos sencillos trucos para que puedas aprender a tener paciencia a tus hijos.

Te darás cuenta de la gran cantidad de beneficios que obtendrás al ser más paciente con tus hijos, así que te invitamos a que sigas leyendo este artículo.

Aprender a tener paciencia a tus hijos

paciencia hijos

Es lógico que en algún momento lleguen a pensar los padres que no pueden ser pacientes, pero la verdad es que todos pueden ser pacientes esto debido a que la paciencia puede ejercitarse.

La clave está en emplear todo nuestro esfuerzo y verás que al obtener resultados merecerá la pena.

Trucos que debes emplear todos los días

Captura de pantalla 2015-12-02 a las 2.14.19 p.m.

1.- Toma la decisión de tomar paciencia. Todos los días cuando te levantes recuerda que tienes un día completo para ejercitar tu paciencia. Además cada día debes decir “hoy voy a ser más paciente”. Tomar la decisión es el primer paso.

2.- Ejercita tu sentido del humor. Es necesario que diariamente ejercites tu sentido del humor, ya sea con tus amigos o familia. Trata de ser más divertido, aunque te cueste mucho trabajo.

3.- Haz ejercicio. Realizar ejercicio libera tu cuerpo y tu mente de tensiones. Recuerda que la tensión, el estrés y el cansancio son los peores enemigos de la paciencia.

4.- Medita. Dedica 10 minutos de tu vida a meditar, es decir, pensar como quieres que sea tu vida, que es lo que no quieres de ella y que quieres que aumente.

5.- Descansa. Trata de descansar durante el día, ya que al tener mucho cansancio nos volvemos más impacientes.

¿Qué hacer cuando surge una discusión?

discusión padre e hijo

1.- Cuenta. Seguramente lo has escuchado una gran cantidad de veces y pensarás que no funciona. Así que antes de comenzar a discutir o en la discusión, apártate y empieza a contar hasta diez, cien o el número que te sea necesario.

2.- Riéte. Si tu hijo es el que comienza con la discusión contéstale con una broma, pero no debe ser cualquier tipo de broma, prueba con alguna que pueda incluir a tu hijo o hija. Con tu actitud verás que lo desarmas.

3.- Márchate. Si ninguna de las dos opciones anteriores funcionó, entonces márchate de la habitación o inclusive de la casa, comienza una caminata y piensa en cualquier otra cosa. Una vez que ya te encuentres calmado, entonces si regresa y ten una comunicación con tu hijo, esto evitará que el problema se haga más grande.

Esperemos que estos trucos no solo los leas, sino que los lleves a cabo en tu vida diaria para poder tener una mejor convivencia con tus hijos.

Si te gustó el artículo compártelo en tus redes sociales favoritas, seguramente más padres como tu te lo agradecerán.

Comments

comments

loading...

Comentarios