Dile ¡Adiós a Los Quistes!, con este impactante remedio

3 años
5235 Visitas

Muchas mujeres de todas las edades están actualmente alerta a cualquier tipo de sensación atípica en sus senos, por temor a desarrollar cáncer de mama.

Gracias a importantes campañas de información a través de la televisión, prensa y las redes sociales; la sociedad actual está atenta a este tipo de enfermedad que poco a poco ha ido ganando espacios en gran parte del mundo. Sin embargo este hecho ha traído consigo también la desinformación, puesto que un quiste mamario y el cáncer de mama no son la misma cosa.

Un quiste mamario es una acumulación de líquido dentro de la mama, como en un tiempo de bolsa pequeña, usualmente del tamaño de una arveja o menor. Este tipo de “bolsitas” pueden ser desarrolladas por mujeres desde temprana edad. La evolución de estos quistes, puede ser tratada y eliminada, a través de métodos tanto científicos como naturales.

¿Por qué aparecen?

 taza-de-te-verde-1

La aparición de los quistes mamarios pueden tener causas muy diversas, la anatomía de la mama usualmente hace que los lóbulos se obstruyan, haciendo que acumulen líquido.

También es frecuente que los quistes puedan ser hereditarios, o producto de cambios hormonales propios de las mujeres.

La obesidad es otro factor que influye en la aparición de estos bultos en las mamas, así como la ausencia de lactancia mamaria, ya que las mujeres que no han tenido hijos pueden estar propensas a padecer de quistes.

Aquí te damos algunos consejos fáciles de cómo tratar la aparición de los quistes:

  1. Consumir Fibra vegetal: Entre los alimentos recomendados están el brócoli o brécol, los nabos, las coles de brusela y la col.
  1. Beber té verde: el extracto de té verde está científicamente comprobado que disminuye el cáncer de mama, una taza de té verde al día puede ayudarte considerablemente al riesgo de padecer tanto quistes como esta enfermedad mortal.
  1. Alimentos ricos en salvestrole: Como la uva, la mora y los arándanos.
  1. Evitar el consumo de grasas ya que los tejidos mamarios son sensibles al consumo de aliementos altos en grasa, pues estos incrementan la producción de estrógeno.
  1. Eliminar el consumo de lácteos, cefeína y chocolate.

Además de tomar en consideración estos consejos fáciles que buscan es cambiar tu estilo de vida por uno más saludable, es importante la asesoría de un médico especialista en el área (ginecólogo), así como asesoría nutricional para sustituir las vitaminas que dejas de percibir al momento de cambiar tu dieta.

Es relevante además recordar la importancia de la auto revisión de la mujeres, tocarse los senos periódicamente para detectar a tiempo cualquier tipo de anomalía.

Comments

comments

loading...

Comentarios