Luce Un Rostro Hidratado Y Resplandeciente Con Avena, Miel Y Leche

3 años
4890 Visitas
Luce Un Rostro Hidratado Y Resplandeciente Con  Avena, Miel Y Leche

La avena es un cereal muy completo y beneficioso para el organismo, gracias a su aporte en hidratos de carbono, vitaminas y minerales.

Es un ingrediente natural que proporciona una poderosa acción limpiadora. Este es uno de sus mayores beneficios de la avena para la piel, pues absorbe toda la suciedad y residuos que se acumulan en los poros ofreciendo una limpieza profunda. Y lo más interesante es que cuida la estructura de la piel de forma natural y mantiene su pH gracias a las proteínas que contiene.

Gracias a los lípidos y substancias absorbentes de agua que la componen, la avena es excelente para evitar la deshidratación de la piel, pues la protege de las agresiones externas manteniendo su barrera protectora.

 

Excelente mascarilla

2811miel

La combinación de las dos propiedades anteriores consigue que la avena sea una magnífica solución para eliminar células muertas e impurezas de la piel como espinillas, granos, barros y otras imperfecciones.

Por ello, otro de los beneficios de la avena para la piel es que ayuda a disminuir y tratar los signos propios del acné, controlando también la producción de sebo y la formación de brillos tan sintomáticos de las pieles grasas.

Una mascarilla para nutrir e hidratar la piel se realiza con miel de abeja, leche y avena. En un recipiente coloca en su interior los tres ingredientes, remuévelos  todos con la ayuda de una cuchara hasta hacer una especie de pasta homogénea.

Antes de extender esta mascarilla de avena sobre la cara, limpia tu rostro de forma habitual. Hecho esto, aplica la mezcla sobre el cutis evitando cubrir la piel que rodea los ojos y los labios. Lleva a cabo esta operación realizando un suave masaje circular ascendente.

copos-de-avena

De este modo, potenciarás la acción exfoliante de la avena y podrás eliminar las células muertas de tu rostro, lo que llenará tu piel de luminosidad. Deja que la mascarilla actúe durante unos 15 minutos. Transcurrido ese tiempo aclárala con abundante agua templada.

La leche limpiará tu cutis en profundidad, mientras que la miel y la avena acabarán con las espinillas, los granos y los puntos negros y dejarán tu tez tan suave como la seda. Pon en práctica este truco de belleza natural una vez a la semana.

Comments

comments

loading...

Comentarios