Miel: Fuente Poderosa De Hidratación Para Tu Manos

4 años
2263 Visitas
Miel: Fuente Poderosa De Hidratación Para Tu Manos

Las manos, a pesar de su importancia, es una de las partes del cuerpo que menos cuidamos y que más exponemos a la acción de factores externos como detergentes, jabones, radiaciones del sol y suciedad.

Debido a ello, no es de extrañar que las manos queden enrojecidas, resecas y agrietadas. En el caso específico de las manos agrietadas o ásperas, existen varios factores que favorecen esta condición. El clima seco reseca e irrita la piel y el proceso de envejecimiento del organismo hace que se genere menos aceites y por ello, la piel va perdiendo su suavidad.

Para prevenir y aliviar las manos agrietadas, existen poderosos remedios a base de miel y que durante cientos de años la miel ha sido uno de los mejores ingredientes para todo lo que tiene que ver con el cuidado de la piel, ya que está demostrado que la nutre, la hidrata y le brinda una acción protectora que facilita la reparación de los tejidos.

Endulza tus manos

ghkhLa primera receta se prepara con 2 cucharadas de miel y pulpa de aguacate, se mezcla hasta obtener una pasta homogénea, aplicar una capa fina sobre las manos

Otro tratamiento consiste en preparar con 3 cucharadas de miel y harina de maíz, hacer una pasta con estos dos ingredientes frotarse las manos con esta mezcla, luego se debe enjuagar con agua fría, sacudir el agua y ponerse crema. Esperar 2 minutos y aplicar de nuevo más crema humectante.

Con una cucharada de miel, una cucharadita de aceite de oliva o de coco, unos guantes de tela o unos calcetines viejos y Tu crema de manos de uso habitual puedes preparar otra receta vierte la miel en un recipiente agrega el aceite de oliva o de coco y remueve los dos ingredientes con la ayuda de una cuchara hasta formar una pasta homogénea.

Extiende el producto sobre las manos y cubre toda la piel realizando un suave masaje.

Hecho esto, envuelve tus manos con unos guantes de tela viejos o unos calcetines que ya no uses para que el producto pueda ser absorbido por la piel.

Deja que la miel y el aceite hagan efecto durante unos 15 minutos. Pasado ese tiempo aclara el compuesto con abundante agua fría hasta haber eliminado todos los restos por completo.

miel de abeja

Finalmente, aplica, si lo deseas, tu crema hidratante de uso habitual para obtener excelentes resultados y disfrutar de la máxima hidratación.

La miel y el aceite de oliva o de coco te ayudarán a olvidarte de las manos resecas y agrietadas debido a sus propiedades humectantes, que mantienen la piel hidratada, joven, suave y libre de sequedad.

Comments

comments

loading...

Comentarios