¡Quiero Comer Afuera Pero Estoy A Dieta!: ¿Cómo lo hago?

4 años
1706 Visitas
¡Quiero Comer Afuera Pero Estoy A Dieta!: ¿Cómo lo hago?

Tener un régimen de alimentación y salir a comer con tus amigos es posible.

Muchas mujeres tienen la creencia de que salir a comer es sinónimo de romper la dieta, pero esto no es necesariamente cierto. Si se respetan algunas normas básicas, ir a cenar con los amigos incluso puede ser beneficioso para la pérdida de peso.

La Asociación Española de Dietistas y Nutricionistas publicó recientemente un informe en el que se destaca que las mujeres tienden a renunciar a sus regímenes alimenticios porque se aburren de comer lo mismo diariamente. Incluso, el 16% de ellas lo dejan al pasar tan solo una semana.

Las claves para poder ir a un restaurante y no echar tus esfuerzos por la borda son muchas

big_foto1_122.jpg_1097337557

  •  La nutricionista Cynthia Rodríguez, de Menú Diet, aconseja que, de comer fuera de casa, elijamos siempre opciones balanceadas que incluyan hortalizas, verduras y proteínas ligeras y con poca grasa, como los pescados o la carne de ave o el queso fresco. Esto tiene una razón de ser: el cuerpo quema muchas menos calorías durante la noche, así que este es el momento en el que debemos comer con más cautela, calóricamente hablando. Cuatro nutricionistas dan sus consejos sobre qué comer cuando salimos a cenar. Estas son sus recomendaciones:
  • Carla Sánchez, nutricionista y entrenadora personal dice: si vas a comer en un lugar de cocina italiana, ¡mantente alejada de la salsa carbonara y del tiramisú!: de entrada, vegetales asados. Mantente alejada del queso mozarella, porque más del 20% de su composición es grasa y durante la noche debemos comer ligero. De plato principal: pasta fresca con albahaca y aceite de oliva. Puedes agregarle un poco de queso parmesano rallado para equilibrar los sabores. Si comiste de más: es recomendable hacer una sesión de ejercicio intenso durante dos días. Si bien es cierto que con esto probablemente no quemes todas esas calorías extra, también es cierto que al menos ayuda a eliminar unas cuantas de ellas.
  • Ana Moya, dietista y bloguera de Food Storming aconseja: si lo que te apetece comida asiática, ¡huye del cerdo agridulce, de las frituras y los rebozados! Si quieres comida china, de entrada pide dim sum relleno de mariscos (al vapor o a la plancha). Si por el contrario deseas comida tailandesa, pedir un curry picante de pollo o carne es una buena opción. Si vas a un restaurante japonés, puedes pedir sushi no tempurizado o sopa miso. De plato principal, puedes ordenar fideos con verduras y ternera. Si comes de más: prepárate esa noche un caldo, una tortilla y cómete un yogur… al día siguiente podrás volver a tu rutina habitual.
  • Concepción Vidales, directora médica de Nutrimedic. Si lo que quieres es una hamburguesa, ¡evita el pan al empezar a comer y huye de las papas fritas! De entrada, escoge una ensalada pequeña. De plato principal, una hamburguesa con el pan tostado, papas asadas, cebolla, salsa de tomate natural y mostaza de grano. Si comes de más: cena frutas esa noche, y al día siguiente mantén una dieta muy baja en grasa que incluye frutas y vegetales y una buena hidratación.
  • Cynthia Rodriguez, dietista de Menú diet: si vas a un restaurante de comida española, el jamón y la parrilla de mariscos son tus mejores opciones. De entrada: parrilla de verduras, salteados de verduras con jamón ibérico o salpicón de mariscos. De plato principal: si es un almuerzo, opta por parrilla de carne o mariscos. Si es cena, una opción más ligera, como pescados blancos o aves acompañados con ensalada o papa cocida, es la mejor. A evitar: alimentos procesados y salsas industriales. Si comes de más: no dejes de cenar y haz ejercicio.

Algunos otros consejos: “Quiero pedir un postre, ¿es una opción muy descabellada?” Si deseas mucho un postre, inclínate por sorbetes o mousse de yogurt, manzanas asadas, peras al vino o pinchos de frutas con un poco de chocolate oscuro.

“Quiero beber alcohol. ¿Puedo?” Sí, pero ¡no bebas de más! Con una copa de vino es suficiente. El alcohol es una fuente inacabable de calorías vacías.

mcdonalds-6392

“¿Todas las ensaladas son ligeras?” No. Normalmente asociamos las ensaladas con los regímenes alimenticios más estrictos, pero estas pueden llegar a ser muy calóricas, sobre todo si incluyen salsas comerciales, tocineta, quesos, pollo empanizado, frutos secos ocroutones.

Si quieres pedir aperitivos, siempre prefiere las proteínas ligeras, como pescados al vinagre, pepinillos o jamón ibérico. Antes de empezar a comer, toma un vaso con agua, ya que esto te dará sensación de saciedad y evitará que ingieras más alimentos de los necesarios.

Comments

comments

loading...

Comentarios