Cuando los niños no quieren comer: trastornos alimenticios

3 años
1871 Visitas
Cuando los niños no quieren comer: trastornos alimenticios

Si tu hijo ha comenzado a dejar de comer o tiene ideas extrañas con respecto de la comida, puede que sufra de algún tipo de trastorno alimenticio.

Los trastornos alimentarios se caracterizan por la presencia de pensamientos ysentimientos negativos sobre la comida, el peso y los hábitos que afectan el desarrollo y funcionamiento normal del niño en sus actividades cotidianas, principalmente la alimentación. Son niños que perciben una gran diferencia entre cómo se ven a sí mismos y cómo son en realidad.

Tipos de trastornos alimentarios

Anorexia. Presentan un miedo excesivo por aumentar de peso y una percepción distorsionada de su cuerpo. Los niños se esfuerzan por mantener un peso bajo reduciendo la ingesta de alimentos a través de dietas, ayuno y ejercicio físico excesivo. Debido a ello, se manifiestan síntomas de estrés y ansiedad relacionados con pensamientos de culpa por comer.

Implicación. La falta de nutrientes provoca pérdida de pelo, rotura de uñas, descompensación hormonal, mareo, incapacidad para concentrarse, deshidratación, anemia, fragilidad ósea, entre otros.

 

Bulimia. Se caracteriza por atracones habituales seguidos de intentos de eliminación de alimentos a través de vómitos provocados o por el uso de laxantes. Muestran fluctuaciones significativas en el peso y ejercicio físico compulsivo.

Implicación. Los vómitos constantes provocan un dolor abdominal permanente, lesión en el estómago y riñones, caries dental, insuficiencia renal, problemas cardíacos, descompensación hormonal y pérdida de potasio, entre otros.

Obesidad. Acumulación excesiva o anormal de grasa que supone un riesgo para la salud. Necesidad de seguir comiendo asociado a síntomas de ansiedad y depresión debido a sentimientos de vacío e insatisfacción.

Implicación. Dificultad para respirar, alteraciones en el sueño, hipertensión, colesterol, enfermedades cardiovasculares, baja autoestima, aislamiento social, discriminación, cansancio, depresión, entre otros.

Causas

Se presenta una excesiva preocupación por el peso corporal y la comida. Sin embargo no existen causas del todo claras; se ha encontrado que existen factores asociados con aspectos psicológicos, genéticos, sociales y familiares que se vinculan con los trastornos alimentarios.

Tips

Favorecer el desarrollo de la autoestima y actitudes sanas en relación con la comiday el cuerpo de los niños. La propia imagen corporal de los padres puede influir en la del hijo.

Buscar atención médica adecuada si hay sospecha de que el niño esté desarrollando un trastorno alimentario.

– Evitar comentarios como ‘estoy gordo’, quejas de no hacer suficiente ejercicio, dietas rígidas y pensamientos constantes sobre cómo perder peso.

Fomentar un estilo de vida saludable para la familia, por ejemplo preparación de comidas saludables y nutritivas.

Promover el ejercicio físico a través de actividades divertidas y gratificantes para los niños.

– Asistir a terapia psicológica como apoyo para trabajar temas relacionados con la identidad y vínculos afectivos.

Finalmente, si se desarrolla una actitud sana en los hábitos alimentarios y el ejercicio físico será el mayor ejemplo que se le puede proporcionar al niño.

*Adriana Loyola es psicóloga e integrante de la Clínica de Asistencia de la Sociedad Psicoanalítica de México (SPM). 

Comments

comments

loading...

Comentarios