Prueba esto contra los moratones o cardenales

3 años
3792 Visitas
Prueba esto contra los moratones o cardenales

Una de las coyunturas adversas más comunes en el espacio comprendido por nuestro domicilio y asociada a la realización de diversas tareas del hogar resulta en los numerosos golpes que somos proclives a darnos. Cuestión ésta que puede extenderse a otros ámbitos de la vida como el deporte o el trabajo. El caso es que esta clase de accidentes suele generar materializaciones físicas en la piel en forma de moretones, también llamados moratones o cardenales, acompañados, incluso, de síntomas como inflamación y dolor. Para solventarlos con cierta eficacia tenemos a nuestra disposición una serie de remedios caseros de fácil elaboración.

Cómo eliminar los moratones con remedios caseros

Uno de los remedios caseros más efectivos para acelerar la desaparición de los molestos cardenales o moratones consiste en la utilización de un ingrediente culinario tan frecuente como la cebolla. El mismo componente químico que origina el ligero llanto cuando picamos una pieza de esta planta, la alinasa, puede servirnos para estimular el flujo linfático del organismo y, a su vez, impedir que la sangre se acumule en una zona concreta y, por tanto, que se forme el consabido hematoma. Para ello, tan solo tenemos que aplicar una rodaja de cebolla directamente sobre el área en el que hayamos sufrido el golpe.

Un remedio casero tradicional para el tratamiento de moretones en la piel es la consuelda. Esta hierba está compuesta por alantoína, una sustancia que promueve activamente la reparación de posibles daños circunscritos en la piel. Una vez hayamos recibido el golpe susceptible de hacer aparecer el hematoma, tan solo hemos de preparar una infusión con esta hierba y aplicarla externamente en la zona afectada.

Otra magnífica alternativa casera para prevenir la aparición de antiestéticos hematomas sobre nuestra piel redunda en la utilización del versátil vinagre de manzana. Para que el truco surta efecto, hemos de aplicar esta sustancia directamente sobre la zona dolorida mediante el uso de un algodón o de una gasa. El vinagre favorece la circulación cerca de la epidermis y, consecuentemente, logra disipar la sangre que se haya podido estancar en el área del moretón.

Comments

comments

loading...

Comentarios