ENTRENA A TU CEREBRO PARA QUEDARTE DORMIDO EN 30 SEGUNDOS

4 años
9861 Visitas
ENTRENA A TU CEREBRO PARA QUEDARTE DORMIDO EN 30 SEGUNDOS

Muchas personas experimentan dificultad para dormir cada noche. Afortunadamente existen técnicas que te pueden ayudar a superar este problema. Antes de mejorar tus hábitos nocturnos, debes realizar ciertos cambios en tu dieta y disminuir el consumo alimentos y bebidas como el chocolate, el café, los refrescos y aquellos té que contengan cafeína. Una vez que hayas dominado la técnica para dormirte en 30 segundos o menos, puedes pensar en tomar una rica taza de café o comer una barra de chocolate.

Para quedarse dormido en 30 segundos necesitas entrenar muy bien a tu cuerpo. No esperes aprender una técnica o truco sencillo que funcione instantáneamente. Pero una vez que hayas completado ese entrenamiento, el proceso no demandará esfuerzo alguno ya que te dormirás automáticamente, al menos en condiciones normales (es posible que después de un día estresante sea más difícil descansar).

Nuestro cerebro nunca es pasivo, aún durante el sueño profundo opera en distintas funciones conscientes incluyendo fases beta, alfa, teta y delta. Cuando te acuestas en la cama esperando quedarte dormido, estas esperando que tu cerebro cambie la función. Así que normalmente nos abstraemos en distintos pensamientos, reposamos y esperamos quedarnos dormidos, mientras nuestro cerebro no entrenado se toma su tiempo para realizar el necesario cambio de estado.

Lo primero que debes hacer es tomar una siesta de 20 minutos exactos en el momento del día que te sientas somnoliento. Es prudente ayudarte con una alarma que suene justo a los 20 minutos de haberte acostado, independientemente del tiempo real que hayas dormido esta acción no debe superar los 20 minutos. Al consumirse el tiempo debes levantarte inmediatamente. Puedes hacerlo al llegar del trabajo, al menos una hora antes de cenar.

La segunda fase para entrenar el cerebro es despertar todas las mañanas con una alarma. Igualmente debes levantarte de inmediato, no permanecer acostado un rato luego de apagar la alarma. Debes tratar de dormir al menos 7 horas así que coloca la alarma de acuerdo a la hora en la que te acuestas cada noche. Poco a poco entrenas tu cerebro para que entienda que tiene un horario y un tiempo específico para dormir y que mientras tarde más en dormirse, disminuirá el tiempo de sueño. Además, no estimularás el cerebro en las mañanas con cafeína por lo que tendrá una señal más de que debe cambiar función rápidamente una vez que te acuestas en las noches.

Durante la etapa de adaptación te sentirás con sueño y cansado, debido a que por un tiempo estarás limitando las horas de sueño. Por eso la importancia de tomar una o dos siestas, pero que nunca deben superar los 20 minutos.

Una vez que hayas completado las dos fases anteriores, puedes recuperar hábitos viejos como el consumo de cafeína. Sin embargo, es importante ayudar a tu organismo con una dieta que no sobrecargue de trabajo al sistema digestivo e incluyendo una rutina de ejercicios.

Comments

comments

loading...

Comentarios