Tratamiento con tomate para el acné y la piel grasa

3 años
5902 Visitas
Tratamiento con tomate para el acné y la piel grasa

Con este sencillo tratamiento con tomate vamos a conseguir una piel mucho más firme, tersa, libre de grasa y sin ese molesto acné que nos sigue visitando de vez en cuando aunque hayamos dejado la adolescencia muy atrás.

En ocasiones, los simples cambios hormonales nos producen esas antiestéticas espinillas que pueden aparecer tanto en las zonas más grasas del rostro como, por ejemplo, en la espalda.

Con este truco tan económico nos beneficiaremos mucho, por que además de limpiar nuestra piel, tiene un alto contenido en antioxidantes para frenar el envejecimiento prematuro.

Hemos de tener en cuenta que factores como la contaminación, los aires acondicionados o el estrés afectan a la salud de nuestra piel. Aumentan los radicales libres y la epidermis retiene menos humedad, con lo cual, aparecen desde las arrugas prematuras hasta las manchas. No necesitamos gastar mucho dinero en tratamientos cosméticos. En ocasiones, una buena alimentación y sencillos remedios caseros como este tratamiento con tomate pueden traerte grandes resultados.

Acabar con el acné

El tomate es rico en vitaminas A y C y minerales como hierro, fósforo, calcio, magnesio, zinc, cobre, potasio y sodio. Todos estos ingredientes van a nutrir nuestra piel. De hecho, la mayoría de tratamientos que encontramos en farmacia contienen sobre todo las dos primeras vitaminas.

Otro dato curioso es que la acidez del tomate, al aplicarlo en la epidermis, consigue que nuestro pH se equilibre y hace frente a las impurezas que cursan con el acné y las espinillas.

A continuación les presentamos como elaborar tu propio tratamiento con tomate para el acné.

Ingredientes

  • Un tomate abierto por la mitad

Cómo aplicarlo

  • Para poder cicatrizar ese acné inflamado, basta con aplicar medio tomate por el rostro y realizar un pequeño masaje circular para que quede bien impregnado.
  • Deja que actúe unos 15 minutos, enjuaga con agua fría y, después, usa una buena crema hidratante.

A continuación les presentamos como mejorar la piel grasa con tomate

Algo que nos interesa recordar es que el tomate es un gran astringente capaz de reducir el exceso de grasa en la piel. Es capaz de tonificar y reequilibrar el pH para conseguir una epidermis mucho más tersa y sin esos molestos brillos.

Te explicamos cómo llevar a cabo este tratamiento.

Ingredientes

  • 1 cucharada de pulpa de tomate (16 g)
  • 10 rodajas de pepino (50 g)

Preparación

  • Lo que vamos a hacer en primer lugar es retirar la piel externa del tomate. Seguidamente, pelamos también el pepino y llevamos esas diez rodajas a la batidora junto con el tomate.
  • Puedes licuarlo para que te sea más fácil y rápido, no obstante, también puedes picar los dos ingredientes con ayuda de un tenedor. Como te sea más cómodo.
  • A continuación, dejamos esta combinación en un pequeño bol y, con ayuda de un algodón, vamos humedeciendo nuestro rostro con pequeños toquecitos, para que se impregne bien.
  • Permite que actúe a lo largo de 20 minutos y, después, enjuaga con agua fría. El secreto de este tratamiento con tomate es ser constantes y llevarlo a cabo cada día. Verás qué bien se ve tu piel a partir de ahora.

Si, además, deseas nutrir y combatir esas arrugas prematuras, no dudes en incluir a estos ingredientes unas 4 cucharadas (50 g) de pulpa de aguacate. El resultado es también sensacional.

Recuerda siempre que estos tratamientos naturales no funcionan igual en todas las personas. Si el tomate te produce alergia no utilice esta receta.

Comments

comments

loading...

Comentarios