Estos son los 7 malos habitos que te dañan los dientes

5 meses
352 Visitas

Lucir una bonita sonrisa, llena de dientes blancos y bien alineados, es el sueño de muchos y una muestra inconfundible de una estupenda salud bucodental. Sin embargo, en ocasiones por desconocimiento, hacemos algunas cosas en nuestra vida diaria que pueden provocar daños en nuestros dientes a largo plazo y no somos conscientes de ello. Muchos de estos malos hábitos pueden, no sólo estropear nuestra dentadura, sino que además pueden ser los causantes de diversas enfermedades bucodentales.

Aunque hay pocas cosas más difíciles que cambiar de hábitos, debes proponerte modificar estas malas costumbres que estropean tus dientes:

1. Fumar. La nicotina oscurece el esmalte y mancha los dientes. Puede provocar además enfermedades en las encías, que a su vez aflojan los dientes. Y si no te parece suficiente, también da mal aliento, afecta las papilas gustativas… y puede causar cáncer en la boca, los labios y la lengua (cáncer oral). Si hay un sólo hábito de esta lista que debes cambiar urgentemente, es éste. Tu boca y todo tu cuerpo obtendrán beneficios inmediatos.

2. Morderse las uñas.Este hábito nervioso puede romper los dientes e impactar la mandíbula. Además de no ser higiénico y hacer que tus dedos, de hecho, tus manos se vean feas, este hábito aumenta las posibilidades de que padezcas de bruxismo.

3. Tomar café. Su color y su acidez pueden manchar los dientes o ponerlos amarillos. De nuevo, cepilla bien los dientes a menudo para evitar que se manche y se deteriore el esmalte.

4. Masticar hielo. Sí, se trata sólo de agua congelada, refrescante, sin azúcar… ¡pero es duro! Masticarlo puede fracturar los dientes o producirles rajaduras.

5. Cepillarte los dientes con mucha fuerza o con un cepillo de cerdas duras. Cepillarse dos minutos, dos veces al día es uno de los mejores hábitos que puedes formar. Pero cuidado de no hacerlo muy fuerte. Puede producir retracción de las encías y exceso de sensibilidad en ellas.

6. Comer gomitas dulces. Además de tener el problema anterior, las gomitas se pegan a los dientes, y el azúcar (y los ácidos que produce) permanecen en contacto con ellos por horas, causando daños en el esmalte.

7. Usar los dientes como herramienta. Si acostumbras destapar las botellas de refresco con los dientes, estos pueden fracturarse y desgastarse. También se dañan si los usas para abrir los frascos de las medicinas y los envases de cartón o de papel.

 

 

Si te gustó esta información, compártela con tus amigos en las redes sociales.

Comments

comments

loading...

Comentarios